JUVENTUD, DIVINO TESORO

Estos chicos de hoy en día no saben lo que es el esfuerzo. Tanto protegerles y tenerles entre algodones, tanto querer que lo tengan todo y así nos han salido, blanditos y flojitos.

Os preguntaréis por qué os cuento esto y es que ayer tuve unas palabras con Dani. Resulta que el chaval no entendía por qué no podía pasarse las tardes con sus amigotes en el parque. Se había enfadado con su madre, porque le había obligado a cumplir un horario de estudios y el chico estaba rebotado diciendo que su madre era una exagerada.

Resulta que este año se enfrenta a la selectividad y la media del curso le cuenta y encima ¡¡Quiere estudiar medicina, que piden una súper nota!! Yo le intenté convencer de que su madre tenía razón, pero no había manera. Empezó a decir que los mayores no entendemos a los jóvenes, que él sabe lo que hace, que él controla…

Madre mía, menuda retahíla de frases hechas me soltó.

Entonces, cuando vi que por ese camino no iba a lograr nada, se me ocurrió una idea genial. Le propuse que estudiara dos horas al día. Y para que no se cansara y tuviera una motivación, le dije que bajara al finalizar la primera hora y le regalaba una bolsa Facundo Mix que tanto le gustan. Eso sí, tenía que prometerme que cumplía la segunda hora después de zamparse los frutos secos.

 

Oye, ¡¡¡qué contento se puso!!!! Además, seguro que le da energía para estudiar la segunda hora y se le pasa volando.

 

Y vosotros, ya sabéis, si tenéis que estudiar o hacer un esfuerzo físico, no os olvides de los Mix de Facundo, os aportará un montón de energía para seguir el día contentos y alegres.

DAME PAN Y DIME TONTO

¡¡¡Qué genialidad la de hacer un pan con pipas!!!! Si, si lo que oyen. Mi amigo Chema, el panadero, está vendiendo cada vez más barras de pan con cereales de todo tipo y como él es muy fashion y quiere aplicar lo último de lo último en sus productos, se le ha ocurrido hacer una barra de pan con pipas Facundo.

Y yo tan contento, para contribuir a su obra de arte, le he regalado un montón de pipas peladas para que haga todos los panes que quiera. A ver si vende muchos, que eso es lo importante. Esos sí, ya le he dicho que el primero en probar esa delicatesen seré yo.

Y si vosotros os queréis animar este fin de semana a hacer pan, pizzas, o bollitos con ese toque de chef sofisticado, no lo dudéis, incluir pipas Facundo peladas y me contáis qué tal os ha salido, porque… DAME PAN Y DIME TONTO.

CADA MAESTRILLO, TIENE SU LIBRILLO

¡¡¡Lo que se preocupan las madres por sus hijos!!!!! que se lo digan a María, que todas las atenciones son pocas para su Laurita.

Hoy la mujer me viene preocupada, diciendome que la niña está muy delgadita y que come poco, que ha hecho lo imposible para que coma y que no hay manera, que la niña está de noes.

Cuando me lo ha dicho, me moría de la risa, ¡¡¡Como va a comer, María!!! – le he contestado- ¡¡¡¡Si su princesita se atiborra todos los días a bollería industrial a la salida del cole!!!!, pero María, que nunca ha probado esa bollería, decía que con eso no podía llenarse tanto.

Como he visto que estaba “erre que erre”, se me ha ocurrido darle unas bolsitas de cocktails de frutos secos que, además de ser naturales contienen ácido fólico, que abre el apetito. A ver si así la chica sustituye los bollos por los frutos secos y come un poco más…

A LO HECHO, PECHO!!!

Y me pregunto yo que les pasa por la cabeza a los chavales cuando están con el pavo. No me lo explico, pues no se le ocurre otra cosa a Dani que ponerse a jugar con el monopatín en el ambulatorio, molestando a los pacientes y haciendo caso omiso a las advertencias de los facultativos porque estaba con los cascos a todo gas. Con razón ha venido su padre que echaba humo por las orejas. Madre mía no había manera de tranquilizarle!!!!!

Después ha aparecido Dani, enfadadísimo con su padre porque le ha quitado el monopatín hasta después de Navidades y cuando le pregunto cómo se le ocurre semejante hazaña, me dice con cara de extrañado… ¿Dónde si no, si en la calle con tanto coche es imposible?

Como he visto que no estaba para charlitas, le he dicho que se tome unas Pipas Blanquillas ricas en potasio, que son buenas para aclarar la mente y las ideas, a ver si así entra en razón.

Y querido Dani, no te olvides que… A LO HECHO, PECHO!!!!

NO HAY MAL QUE POR CIEN AÑOS DURE

¡¡¡Ay la Sra. María, con qué poco se consuela y qué pronto se contenta!!! Pues hoy me ha venido muy preocupada porque el médico le ha dicho que tiene hipertensión y que tiene que cuidarse y ella que es un pelín hipocondriaca, ya quería que la ingresaran de urgencias.

Yo, con mucha mano izquierda, le he hecho ver que la cosa no era para tanto y que a poco que se cuidara, pronto lo iba a notar. Que bastaba con quitarse la sal de los alimentos y caminar todos los días un poquito. Entonces, le he dado unas cuantas bolsas de pipas sin sal, ricas en potasio y que regulan la presión arterial.

¡¡¡Qué contenta se ha puesto la pobre!!! Al ver que no ingresaba en el hospital y que encima podía tomarse estas ricas pipas, se ha ido más contenta que unas pascuas, eso si, estaba tan agradecida que me ha estrujado entre sus brazos y me ha dado unos cuantos besos de abuela, que todavía me duele la cara.