A LO HECHO, PECHO!!!

Y me pregunto yo que les pasa por la cabeza a los chavales cuando están con el pavo. No me lo explico, pues no se le ocurre otra cosa a Dani que ponerse a jugar con el monopatín en el ambulatorio, molestando a los pacientes y haciendo caso omiso a las advertencias de los facultativos porque estaba con los cascos a todo gas. Con razón ha venido su padre que echaba humo por las orejas. Madre mía no había manera de tranquilizarle!!!!!

Después ha aparecido Dani, enfadadísimo con su padre porque le ha quitado el monopatín hasta después de Navidades y cuando le pregunto cómo se le ocurre semejante hazaña, me dice con cara de extrañado… ¿Dónde si no, si en la calle con tanto coche es imposible?

Como he visto que no estaba para charlitas, le he dicho que se tome unas Pipas Blanquillas ricas en potasio, que son buenas para aclarar la mente y las ideas, a ver si así entra en razón.

Y querido Dani, no te olvides que… A LO HECHO, PECHO!!!!